La vida marciana puede estar escondida debajo de las piedras

La vida marciana puede estar escondida debajo de las piedras

En la Tierra, algunos de los microbios más resistentes utilizan los minerales como protección contra la radiación ultravioleta. Tal vez los microbios marcianos usaron nuestra estrategia?

La vida en Marte es difícil de todos modos. Las condiciones pueden ser tan severas que los científicos dudan si los microbios podrían sobrevivir. La atmósfera es delgada, la superficie está quemada por la radiación y el planeta se parece a un desierto con vientos y polvo.

Pero quizás hay lugares donde la vida floreció en el pasado lejano cuando había una atmósfera espesa y humedad en Marte. Entonces, cuando la científica Janice Bishop observó rocas carbonatadas en el desierto de Mojave hace unos años, inmediatamente notó una perspectiva para Marte.

Bishop en 2006 publicó un artículo en el "International Journal of Astrobiology", que califica al óxido de hierro como "protector solar ultravioleta" para la fotosíntesis antigua en la Tierra. Los resultados mostraron que las rocas Mojave también contenían recubrimientos de óxido de hierro, bajo los cuales se escondían los carbonatos.

"Todos se acurrucaron bajo un mineral rojo en la parte superior llamada hematita", dijo Bishop. La hematita es también un elemento común en Marte. Además, investigador principal y presidente del Grupo de Astrobiología del Instituto SETI, Bishop es conocido por crear la herramienta CRISM (Espectrómetro de imágenes de reconocimiento compacto) para el Mars Reconnaissance Orbiter. La nave hizo imágenes de alta resolución y también recibió invenciones espectroscópicas de Marte durante más de diez años. Esto le dio a toda una montaña de información útil sobre el aspecto de la superficie.

Bishop es uno de los muchos científicos involucrados en la idea de "protector solar". Por ejemplo, Gosen Ertem de la Universidad de Maryland hace un seguimiento de cómo las biomoléculas pueden ocultarse de la radiación ultravioleta en varias mezclas. Ella presentará sus resultados el próximo mes en la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia.

Aún no está claro qué tan bien vivían los microbios marcianos (si existían) en su entorno. Pero la investigación sobre el óxido de hierro, al menos, aporta información valiosa sobre cómo han evolucionado nuestras vidas. A su vez, esto ayudará a comprender mejor los mecanismos de desarrollo en otros entornos del Sistema Solar y en exoplanetas.

La vida marciana puede estar escondida debajo de las piedras

Las formaciones glandulares (en la foto es el Parque Nacional Karijini en Australia Occidental) pueden ocurrir en parte a partir del hierro metabolizado por microorganismos. Algunos intentan descubrir cómo se desarrollaron los microbios cuando no había una capa protectora de ozono en la Tierra, que se parece mucho a la de Marte actual. En 2015, Tina Gauter, de la Universidad de Tübingen, sugirió que algunas cepas de bacterias podrían crear capas de óxido de hierro en su entorno para su protección.

El papel de los microbios de óxido de hierro también ha sido estudiado por Kurt Conhauser del Departamento de Tierra y Ciencias Atmosféricas de la Universidad de Alberta. Rastreó el antiguo ciclo del hierro, estudiando la rapidez con la que los microbios podían generar óxido de hierro en diversos entornos, así como el papel del protoplancton, que transporta el fósforo en el lecho marino.

¿Pero es este proceso suficiente para salvar a los microbios marcianos hoy? Obispo cree que existieron en el pasado lejano. "¿Pero qué nos espera ahora?".

Sin embargo, agregó que otros investigadores creen que la vida se puede salvar en el agua salada del planeta, que se acumula en los cárteres y otros lugares inclinados de Marte.

Comentarios (0)
Articulos populares
Buscar