Áreas de rayos gamma encontradas en blazar 3C 279

Áreas de rayos gamma encontradas en blazar 3C 279

Con la ayuda de la interferometría de referencia larga (VLBI), los científicos estudiaron la topología del campo magnético de Blazar 3C 279, revelando la presencia de numerosas áreas de rayos gamma.

Los blazars pertenecen a un gran grupo de galaxias activas con núcleos activos y se consideran las fuentes más numerosas de radiación gamma no galáctica. Sus rasgos característicos son chorros relativistas dirigidos casi exactamente hacia la Tierra. Es decir, los blazars se perciben como motores de alta energía, que sirven como laboratorios naturales para estudiar la aceleración de partículas, los procesos relativistas de plasma, la dinámica del campo magnético y la física de los agujeros negros.

El Telescopio Espacial Fermi de la NASA es una herramienta importante para el estudio de blazars. Está equipado con un gran telescopio (LAT), que permite detectar fotones con energía de 20 millones a 300 mil millones de voltios de electrones. Hasta ahora, Fermi pudo encontrar más de 1600 blazars.

Investigadores del Centro de Vuelo Espacial Goddard analizaron datos del telescopio LAT y la matriz estadounidense VLBA para estudiar 3C 279. El objeto vive en la constelación de Virgo y es una de las fuentes de radiación gamma variable más brillantes observadas por Fermi.

La visualización de polarización de la interferometría de radio de alta frecuencia (VLBI) ayudó a estudiar la topología del campo magnético de las regiones compactas de alta energía en blazars. En 3C 279, se encontraron varias áreas de rayos gamma. Desde noviembre de 2013 hasta agosto de 2014, se registraron seis flashes de rayos gamma en Blazar. Los científicos también examinaron los cambios morfológicos en la corriente de objetos.

Áreas de rayos gamma encontradas en blazar 3C 279

Imagen compuesta 3C 279. Los contornos muestran la intensidad general y la gama de colores muestra la intensidad de polarización. Segmentos de línea - dirección EVPA

Resultó que la emisión de un nuevo componente (NC2) durante el período de las tres primeras llamaradas de rayos gamma sugiere que el núcleo es un lugar posible para la radiación de alta energía. Además, la demora entre los últimos tres destellos y la liberación de un nuevo componente (NC3) indica que las emisiones de alta energía se producen aguas arriba del núcleo de 43 GHz (más cerca del agujero negro).

Los hallazgos hablan de múltiples sitios de disipación de alta energía en 3C 279. Además, el VLBI es el método más prometedor para estudiar áreas de disipación de alta energía. Pero los científicos agregaron que se necesitan más observaciones para comprender completamente estas características y los mecanismos detrás de ellas.

Comentarios (0)
Articulos populares
Buscar