Nueva herramienta para encontrar vida extraterrestre

Nueva herramienta para encontrar vida extraterrestre

¿Hay otra civilización en el Universo con el mismo progreso tecnológico avanzado que en la Tierra? Para responder a esta pregunta, el científico Claudio Grimaldi, en colaboración con la Universidad de California, Berkeley, desarrolló un modelo estadístico para buscar señales que puedan provenir de una sociedad racional. Su método hará que la búsqueda sea más barata y efectiva.

Inicialmente, a Grimaldi no le interesaba la astrofísica y se concentraba en la física de la materia condensada. Su investigación incluyó el cálculo de las probabilidades de usar nanotubos de carbono que reemplazan a los electrones. Pero se le ocurrió: "Si los nanotubos fueran estrellas y los electrones fueran señales de una civilización extraterrestre, ¿es posible calcular la probabilidad de su detección con mayor precisión?".

Esto no es una fantasía exorbitante, ya que los investigadores consideraron esta posibilidad durante más de 60 años. Varios proyectos de investigación relacionados con la búsqueda de inteligencia extraterrestre (SETI) comenzaron a fines de los años cincuenta. La idea es que una civilización avanzada en un planeta alienígena es capaz de generar señales electromagnéticas, y los científicos de la Tierra pueden recopilar estas señales utilizando los últimos radio telescopios de alto rendimiento.

A pesar de los logros significativos en radioastronomía y un aumento en el poder de cómputo, ninguno de los proyectos ha logrado cambios significativos hasta el momento. Fue posible grabar varias señales, pero no hay evidencia de la presencia de extraterrestres. Sin embargo, los científicos no se dan por vencidos. SETI nuevamente muestra interés, ya que recientemente ha descubierto muchos exoplanetas con potencial de vida. Existe una red de radiotelescopios en Sudáfrica y la actividad del empresario ruso Yuri Milner, que apoya el proyecto Breakthrough Listen, que debería cubrir 10 veces más el cielo de lo que era posible antes. La ventaja del modelo estadístico Grimaldi es que permite a los investigadores interpretar tanto el éxito como el fracaso en la búsqueda de vida a varias distancias de la Tierra. Aquí, el teorema de Bayens se usa para calcular la probabilidad de detectar una señal en un radio determinado alrededor de nuestro planeta. Pero esto no significa que no haya vida allí, solo que nuestros telescopios pueden no ser tan poderosos como son.

Teniendo en cuenta factores como el tamaño de la galaxia y la densidad de las estrellas, Grimaldi cree que la probabilidad de detectar una señal se vuelve insignificante dentro de un radio de 40,000 años luz. Sin embargo, mientras que los científicos pudieron registrar señales solo en un radio de 40 años luz. No olvidemos que tales métodos de búsqueda no podrán notar civilizaciones que se encuentran en la etapa inicial de desarrollo.

Comentarios (0)
Buscar